Skip to content

El joyero de las estrellas

Durante los florecientes años de la Dolce Vita, en las décadas de 1950 y 1960, Bvlgari captó definitivamente la atención de la élite mundial, ayudado por la animada comedia italiana y por el hecho de que la industria cinematográfica estadounidense había empezado a producir películas y costosas epopeyas en Roma, el llamado "Hollywood en el Tíber".
Películas legendarias como Vacaciones en Roma y La Dolce Vita dejaron en la imaginación una huella indeleble de la Ciudad Eterna como un lugar mágico que visitar al menos una vez en la vida. 
Al mismo tiempo, nombres como Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn, Ingrid Bergman, Grace Kelly, Anita Ekberg y muchos más descubrieron la tienda Bvlgari de Via Condotti y vivieron apasionados idilios con las joyas Bvlgari dentro y fuera de la pantalla.  
Las creaciones Bvlgari han protagonizado hasta el momento más de 40 películas, desde Cuando hierve la sangre con Gina Lollobrigida hasta Casino con Sharon Stone pasando por Misión imposible con Tom Cruise; y han desfilado por las alfombras rojas de los Premios Óscar, los Globos de Oro y festivales de cine como Cannes y Venecia.

LA COLECCIÓN DE ELIZABETH TAYLOR


La colección de joyas de Elizabeth Taylor fue reconocida como una de las colecciones más importantes jamás reunidas.
La estrella del cine fue una apasionada de las joyas Bvlgari y poseía muchas piezas únicas representativas de la creatividad de la marca.
De hecho, el audaz y suntuoso estilo de Bvlgari encajaba perfectamente con sus gustos categóricos y, cuando la actriz se instaló en Roma para rodar Cleopatra, esa afinidad se transformó en una intensa relación de por vida con la marca.
Recordando los memorables momentos que pasó en la boutique de Via Condotti, Taylor declaró una vez que "indudablemente una de las mayores ventajas de rodar Cleopatra en Roma fue la tienda Bvlgari".
Esta predilección se intensificó gracias a su historia de amor con Richard Burton, que comenzó en el plató de rodaje y fue sellada con magníficas joyas Bvlgari.
Burton se dio cuenta rápidamente de su fascinación por las joyas y aprovechó cualquier oportunidad para regalarle fabulosas piezas. 
En 2011, Christie's subastó una colección privada de Taylor, cuya cuantiosa venta batió un récord en la historia de las subastas de joyas.
A partir de esta venta y otras transacciones privadas, la firma adquirió nueve piezas, que actualmente forman parte de la Colección Heritage de Bvlgari, las cuales representaban maravillosamente el amor de Taylor por la marca y su infalible gusto como coleccionista.

Stars shine in Bvlgari


La mágica relación de Bvlgari con el mundo cinematográfico sigue siendo una gran fuente de inspiración y orgullo. Ya sea para celebrar un romance, para complementar la vestimenta de una actriz en el set de rodaje o para darse un capricho, las joyas Bvlgari continúan embelleciendo a las celebridades contemporáneas más divinas y carismáticas dentro y fuera de la pantalla, exaltando su innato atractivo.